domingo, 9 de julio de 2017

UNA CARTA QUE TRAERÁ PROBLEMAS.


El Cardenal Robert Sarah, ha enviado una carta a los obispos para que lleven a cabo la selección del pan y el vino que se emplean en las misas, teniendo en cuenta que las hostias no tengan gluten pero autorizando los OGM.

¿Por qué se quieren tomar este tipo de medidas? La razón es que actualmente ya no salen las hostias solamente de las comunidades religiosas, sino que también se pueden adquirir en los supermercados, en otros negocios y a través de internet. Explica la carta.

La misiva pide a los obispos que garanticen un "respeto absoluto" de las normas canónicas por parte de los productores.

Para los católicos, el pan y el vino se convierten en el cuerpo y la sangre de Cristo durante la misa, pero esta transformación solo es válida con productos conformes a reglas.

El pan tiene que ser ácimo (sin levadura), solo de trigo y horneado recientemente, elaborado por personas competentes e íntegras. Cualquier otro cereal sólo es tolerado en mínimas proporciones, y el agregado de otros productos como frutas, azúcar o miel se considera "un abuso grave".

El vino debe proceder únicamente de la uva, "del fruto de la vid, puro y sin corromper", y los sacerdotes tienen que conservarlo en perfecto estado para que no se avinagre.

Para las personas que no puedan consumir pan o vino fermentado, los obispos pueden utilizar mosto u hostias con poco gluten, pero no 100% sin gluten, para que siga siendo considerado en conformidad.

Así que los celiacos que sean católicos, saben que cuando se acerquen a comulgar se encontrarán con una hostia con gluten que puede ser perjudicial para su salud.

Pero como mi mente siempre está maquinando, me hago la siguientes pregunta:¿Los fieles que son celiacos tienen que levantar la mano a la hora de comulgar para que el cura coja otro tipo de hostias, o debe dirigirse al cura diciendo: “ Padre que soy celiaco”?

¿Nos les parece a ustedes que con esta carta, desde el Vaticano se les está complicando la vida a todos los sacerdotes.

 

 

No hay comentarios: