domingo, 2 de julio de 2017

NUESTRO DINERO A LAS AUTOPISTAS DE PEAJES.


Cuando el gobierno de España no podía invertir en carreteras, aparecieron las autopistas de peaje que no era otra cosa que un negocio para unos amiguetes con dinero que lo invirtieron en ese negocio con la idea de multiplicarlo a costa de aquellos que no les quedaba otro remedio que pasar por esas autopistas porque las carreteras circundantes que les llevaba al mismo destino, no solo no estaban en condiciones, sino que el Estado no empleaba ni un solo euro en su mantenimiento.

Durante muchos años, estas autopistas se convirtieron en un nuevo presupuesto mensual para automovilistas y transportistas que no les quedaba otro remedio que emplear parte de su presupuesto para poder llegar antes a sus destinos.

Pero como siempre ocurre, llegaron los años de vacas flacas y estos Sres. viendo que el negocio ya no les daba los dividendos que ellos pretendían, volvieron al Padre Estado para que les salvara de la quiebra, aportando miles de millones para rescatarles dela bancarrota.

El Ministerio de Fomento maneja un coste mínimo total de la factura del rescate de la decena de autopistas de 2.100 millones que es una cifra equivalente a la propuesta de rebaja del IRPF planteada el miércoles por el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, al propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, Nadal y al secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández. Otras fuentes consideran que la factura de las autopistas, lanzadas en la pasada década en la etapa de Francisco Álvarez Cascos en el Ministerio de Infraestructuras puede ser mucho mayor y superior a los 5.000 millones.

Con estos números es muy difícil que el Ministerio de Hacienda y su ministro el Sr. Montoro llegue a hacer frente a las peticiones de Ciudadanos que espera que se rebaje el IRPF.

Pero no olvidemos que Montoro quiere que las Comunidades Autónomas no se endeuden más allá de un 3% de sus presupuestos, lo que traerá consigo nuevos recortes de Sanidad, Dependencia y Enseñanza.

Pero mientras tanto se les pone en las manos a los propietarios de las autopistas de peajes el dinero necesario para que estos Sres. sigan viviendo como lo que son: millonarios.

No sabemos cuándo se marchará del ministerio el Sr. Montoro, pero lo que estamos seguros es que este hombre, antes de marcharse, sacará del dinero público el dinero que sea necesario para sacar de cualquier apuro a esos que les votaron y les mantienen en el gobierno.
 

No hay comentarios: