domingo, 2 de julio de 2017

LAS PENSIONES .


Volvemos a hablarles de pensiones. En estos días, vemos como muchos pensionistas se encuentran muy preocupados por el futuro que tendrán nuestras pensiones a l desaparecer casi en su totalidad el colchón dejado por el gobierno de Rodriguez Zapatero y que nada más llegar el gobierno del Sr. Rajoy se ha dedicado a meter la mano en esa caja y con la disculpa de no tener suficiente con lo que se recauda por la Seguridad Social , era necesario ir cogiendo cantidades que han dejado esos casí 70,000 millones de la caja de pensiones en la que quedan unos 11.500 millones que no aseguran para nada nuestras pensiones a muy corto plazo.

¿Solución? El Gobierno incluyó
el pasado abril en los Presupuestos del Estado de 2017 una línea de crédito de Hacienda a la Seguridad Social por un valor máximo de 10.192 millones de euros. Este pasado jueves, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, compareció tras el Consejo de ministros y explicó que el Gobierno ha decidido hacer uso de 5.986 millones de esa línea de crédito y sacar otros 3.514 millones de euros de la hucha de la pensiones. La Seguridad Social no recurría a un préstamo para pagar las pensiones desde 1999.

Con esta última retirada de 3.514 millones de euros anunciada por Báñez, la hucha de las pensiones está más vacía que nunca: ya sólo quedan 11.602 millones de euros, cantidad equivalente al 1,04% del PIB. Si se toma el criterio del precio del mercado, la cantidad entonces es de 11.677 millones de euros, unos 75 millones más.

La situación es preocupante: al llegar el PP al poder, en diciembre de 2011, en la hucha de las pensiones había 66.815 millones de euros. De hecho, según la propia Seguridad Social, las retiradas de dinero ordenadas por el Gobierno hasta la fecha alcanzan un total de 70.851 millones de euros. Es más dinero del que había en la hucha al llegar Rajoy a la Moncloa, pero hay que tener en cuenta que el dinero de la hucha ha ido generando intereses. Si todavía hay dinero en el Fondo de Reserva es en su mayor parte gracias a los rendimientos de las inversiones del propio Fondo: en concreto, 28.759 millones millones de euros.

La retirada de dinero de la hucha ha sido constante durante todo este tiempo y ha ido a más. El Gobierno del PP empezó a sacar dinero de la hucha el 28 de septiembre de 2012. Ese año, el Ejecutivo sacó 7.003 millones de euros; en 2013 fueron 11.648 millones los que se retiraron; en 2014 la retirada de dinero alcanzó los 15.300 millones; en 2015 la tendencia bajó un poco pero aun así se sacaron 13.250 millones. Sin embargo, fue en 2016 cuando batió el Gobierno batió el récord: retiró 19.200 millones del Fondo de Reserva. En 2017 ya ha retirado 3.514 millones.

Durante los pasados meses, analistas y expertos no se han cansado de repetir que, con ese ritmo de retirada de fondos,
la hucha de las pensiones se agotaría a finales de este año. El Gobierno, sin embargo, ha decidido que no está dispuesto a asumir el desgaste político que supondría dejar la hucha a cero, además de evitar de la alarma social que supondría el vaciamiento total.

Lo cierto es que la Seguridad Social vive sometida a una enorme contradicción: acumula déficit desde el año 2011, las cotizaciones sociales no cubren los gastos y sin embargo, en España el empleo está en su nivel más alto de los últimos siete años y la economía crece a buen ritmo. ¿Qué es lo que está ocurriendo?
La precariedad del empleo, los sueldos bajos y las bonificaciones de las cotizaciones sociales a autónomos y empresarios han reducido drásticamente los ingresos de la Seguridad Social, que recauda menos en los años que se crea empleo que en los que se destruía.

Pero para el Sr. Rajoy estamos viviendo en el país que más emplea crea, que más crece y en el que se crean cada día miles de empleos. Pero no dice el gobierno que los empleos son de días, semanas , meses y que a las arcas de la Seguridad Social entran muy pocos dividendos con los que hacer frente a las pensiones de los próximos años.

¿Es preocupante la situación de los pensionistas españoles? Sin duda alguna. Para nosotros los pensionistas, el miedo no nos sale del cuerpo cada vez que leemos que el gobierno ha metido la mano en la caja de pensiones y nos hacemos la siguiente pregunta: ¿ Y después, qué?

La respuesta dice el gobierno de Rajoy que la tienen clara y que no debemos preocuparnos, pero tantas cosas nos han asegurado, que después han sido mentiras, que ahora nos vamos a la cama con una pastillita de Trankimasin debajo de la lengua para evitar irnos para el otro barrio mientras estamos en los brazos de Morfeo.

No hay comentarios: