domingo, 9 de julio de 2017

LAS AUTOPISTAS QUEBRADAS.


El otro día hablábamos del rescate de las autopistas y esperábamos que el coste para los españoles no sería superior a los 3.200 millones de euros. Aunque la cifra era estimativa, el Ministerio de Fomento se encargó de adelantar que estaría “por debajo de los valores” que se estaban señalando desde el sector -se estimaban unos 5.000 millones.

Ahora, un informe del Tribunal de Cuentas ha puesto números a una de las mayores responsabilidades patrimoniales del Estado en los últimos años, “tanto por construcciones como por expropiaciones”, y establece un importe total de 3.718,3 millones de euros.

Este importe es de nueve autopistas que están quebradas y que una vez sean estabilizadas se dejará su gestión a empresas privadas. Pasará como con las Cajas, que ahora ha resultado que nunca veremos un euro y cuando una entidad como Bankia empiece a dar dividendos, el gobierno no dejará en manos del mejor postor entre los banqueros del ramo

El informe presentando específica, además, que la factura para el Estado de este proceso de rescate podría ser mayor, ya que no se ha tenido en cuenta la posibilidad de que se presenten recursos judiciales que deriven en indemnizaciones. Así, el Tribunal de Cuentas recuerda al Ministerio el hecho de que no han sido capaces de incluir en la memoria información relativa a “los riesgos derivados de las sociedades concesionarias de diversas autopistas de peaje”.

El Ministerio de Fomento espera que las autopistas en quiebra puedan volver a salir al mercado en 2018. Igualmente, el Ministerio se preparará para asumir la gestión de cada una de ellas cuando se produzcan liquidaciones. La pretensión es volver a licitarr las autopistas en el menor tiempo posible.

Las nueve vías incluidas en este proceso son: las cuatro radiales de Madrid, la de Madrid-Toledo, Ocaña-Roda,y Cartagena-Vera, además de la circunvalación de Alicante y una que une la capital con el aeropuerto de Barajas.


Esto de dar dinero a una empresas que hasta que no han conseguido llegar a quebrar nunca han dicho nada, para que el Gobierno las saque del apuro, nos parece que debe acabar. Si una empresa quiebra, que se las arregle y si se hace cargo el gobierno que las dirija el Gobierno como empresas estatales y nada de devolverlas a manos privadas donde estamos seguros que estarna algunos amigotes que se harán de oro con el dinero de todos.

 

No hay comentarios: