lunes, 30 de junio de 2014

LUCHA DE TITANES EN EL PSOE


Desde hace unos días seguimos con interés el movimiento abierto en el PSOE para la ocupación del máximo sillón de la Calle Ferraz como es el de Secretario General del partido.

Como todos saben, han presentado los avales José Antonio Pérez Tapias, Eduardo Madina y Pedro Sánchez.

Después de vistos los avales parece que Pedro Sánchez se convierte en el que más posibilidades tiene, aunque en este tipo de elecciones nunca se sabe y existe la posibilidad que aparezca el factor sorpresa y deje al madrileño en la estacada.

Pero como Madina pidió que se hicieran públicos los avales de cada uno de los contendientes y creemos que con la idea de saber dónde debe apretar para lograr los apoyos de ese 60% de militantes que no votaron pero que hasta el día 13 pueden cambiar el sentido de las urnas.

Pedro Sánchez, ganó en prácticamente todas las comunidades autónomas, incluso en el País Vasco, tierra de Eduardo Madina, y arrasó en Andalucía. La Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE ha hecho públicos finalmente los resultados de los avales conseguidos por las candidaturas por territorios, como había pedido Madina.

Pedro Sánchez consiguió en Andalucía 14.389 avales, frente a los 2.698 que logró Eduardo Madina y los 2.129 de José Antonio Pérez Tapias. Sánchez ganó en Aragón, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Valencia, Galicia, Madrid, Navarra, Euskadi, La Rioja, Ceuta. Madina, por su parte, venció en Asturias, Cantabria, Cataluña, Extremadura, Murcia, Melilla además de los avales recibidos del exterior de España. Pérez Tapias no ha vencido en ninguna comunidad ni provincia, pero donde más avales ha obtenido ha sido en Madrid, Valencia, Andalucía, Asturias y Cataluña.


Eduardo Madina, solicitó ayer que se hicieran públicos los datos de los avales obtenidos en cada federación, a lo que la dirección respondió en un primer momento que el sistema de recuento informático empleado no discrimina por federaciones, aunque iba a estudiar la petición. El PSOE proclamó ayer los candidatos oficiales a la Secretaría General: Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, con 41.338, 25.238 y 9.912 avales, respectivamente.


Pedro Sánchez aseguró este domingo que está “encantado” de que se conozca la procedencia de los avales que ha presentado cada aspirante a liderar el partido y ha asegurado que él mismo se lo ha pedido también a la comisión de ética del PSOE. El candidato a liderar el PSOE ha participado en un acto con alcaldes y concejales de todo el país en el municipio toledano de Santa Olalla.


“Yo fui quien pidió que se votara de forma directa y yo soy quien ha pedido que se territorialicen los avales”, ha subrayado Madina en declaraciones a los medios en Madrid, durante un receso de una reunión con su equipo de campaña en un café-librería.


Tras mostrarse “sorprendido por que haya a quien le ha sentado mal” su petición para que se haga público el origen territorial de los avales, el candidato ha advertido de que “si hay quien está pensando en protagonizar viejas formas de hacer política, que lo diga claramente”, y ha apuntado que en el escrutinio él también fue el que pidió, sin éxito, que se contaran los avales del aspirante Alberto Sotillos.

Hoy hemos visto una entrevista que se le hizo a Madina en el programa Espejo Público y a la pregunta que si se consideraba parte del poder del partido hasta este momento dijo que no, que se consideraba un militante más. Pero nosotros creemos que los votantes del PSOE sí que han considerado a Madina como el protegido por los dirigentes y seguramente ese será su gran problema, aparte de haberse convertido en el muro de contención con que se encontró Susana Diaz camino del poder en el partido. Para muchos mal pensados, los votos de la mayor agrupación socialista de España como es Andalucía estarán en las manos de su contrincante Sánchez.

A lo mejor nos equivocamos, pero no vemos que Madina pueda conseguir en tan pocos días un apoyo tan grande como para tumbar a Sánchez en este maratón por el poder y el sillón de Pérez Rubalcaba.


LOS APELLIDOS MÁS COMUNES.



Hoy me he despertado con la ida de saber cuáles son los apellidos que más valor tienen en España y otros países, así como saber en qué lugar se encuentran los apellidos de aquellos que han tenido que ver algo con la política o de esos jóvenes que intentan acceder a la secretaría del PSOE o de los que también intentan cambiar los destinos de IU.

¿Saben ustedes que los principales gobernantes de nuestro país desde que tenemos democracia tiene apellidos muy vulgares pero que son muy frecuentes en nuestra sociedad?.

Por ejemplo: El primer Presidente Suárez . Su apellido ocupa actualmente el puesto 30 de los 100 apellidos más frecuentes de España.

El segundo Presidente y cuyo apellido es González ocupa el puesto 2 en España. El apellido Aznar no se encuentra entre los 100 apellidos más frecuentes de nuestra geografía. Sin embargo el de Rodríguez – Zapatero _ ocupa el puesto 3 en España y el puesto 4 en Perú.

El apellido Rajoy no se encuentra entre esos 100 apellidos más frecuentes.

Si seguimos con políticos que ocupen puestos de responsabilidad en los partidos de nuestro Parlamentos tenemos que Pérez – por Rubalcaba - ocupa el puesto 8, Iglesias – de Podemos – el puesto 40, Sánchez- que se presenta al secretariado del PSOE _ el puesto 7. El apellido Madina en el Pais Vasco y Medina en el resto del país, ocupa el puesto 42. El apellido Sotillos no está entre los cien.

Del apellido Garzón- de IU –tampoco tenemos datos dentro de los cien apellidos más usados en España.

¿Cuáles son los apellidos más comunes de España y en qué regiones son más frecuentes?


En España hay cerca de 100.000 apellidos diferentes, distribuidos entre sus 17 comunidades autónomas y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Muchos de ellos no sólo tienen una gran difusión en territorio español, sino también en la mayoría de países de América o incluso en Filipinas.

¿Cuál es su distribución a lo largo de la geografía española?

Hay apellidos cuya dispersión geográfica es bastante amplia, pero en muchos otros casos pueden verse claramente tendencias respecto a su procedencia, de hecho, muchos de los apellidos menos comunes tienden a darse en regiones específicas de nuestra geografía. Por término medio las regiones que tienen mayor proporción de apellidos frecuentes son las del norte y occidente de España, en cambio en Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana, Navarra o País Vasco se puede apreciar mayor diversidad.

Los veinte apellidos más frecuentes en España son:

APELLIDO
APELLIDADOS
PORCENTAJE
·  García
1.378.000
3,48%
·  Fernández
851.000
2,15%
·  González
839.000
2,12%
·  Rodríguez
804.000
2,03%
·  López
796.000
2,01%
·  Martínez
788.000
1,97%
·  Sánchez
725.000
1,83%
·  Pérez
709.000
1,79%
·  Martín
459.000
1,16%
·  Gómez
440.000
1,11%
·  Ruiz
321.000
0,81%
·  Hernández
305.000
0,77%
·  Jiménez
293.000
0,74%
·  Díez
293.000
0,74%
·  Álvarez
273.000
0,69%
·  Moreno
261.000
0,66%
·  Muñoz
241.000
0,61%
·  Alonso
206.000
0,52%
·  Gutiérrez
170.000
0,43%
·  Romero
170.000
0,43%

En Europa los más frecuentes son:

España García

Portugal Almeida

Francia Martín

Italia Rossi

Inglaterra Smith

Alemania Müller

Noruega Hansen

Suecia Johansson

Finlandia Korhonen

Grecia Papadopoulos


Sólo los personajes nobles en la antigüedad occidental tenían el derecho a conservar un "nombre de casa" "nombre de familia", mientras los campesinos, el pueblo, eran los "sin casta". Los apellidos surgieron alrededor del siglo XI por la necesidad de identificar a las diferentes personas o familias, ya que éstas utilizaban por tradición o costumbre los mismos nombres propios.

Entre los siglos XIII y XV es cuando empieza a extenderse a todos los estratos sociales la costumbre de hacer hereditario el segundo nombre, lo que hoy llamamos apellido. En el siglo XV ya se hallan más o menos consolidados los apellidos hereditarios, gracias en parte a la obligatoriedad de hacer constar en los libros parroquiales los nacimientos y las defunciones. De todas formas, conviene saber que, sobre todo en las zonas rurales y entre la gente más humilde, la norma actual del apellido paterno hereditario no se fija definitivamente hasta el siglo XIX, en el que la burocracia estatal empieza a hacer obligatorias las leyes onomásticas. Después de la revolución francesa, el apellido se constituyó en un derecho que sacó del anonimato al pueblo raso. En 1870 surge en España el Registro Civil, que es donde se reglamenta el uso y carácter hereditario del apellido paterno.